bandeau image
Empresa

30 AÑOS de experiencia al SERVICIO DE UNA AGRICULTURA RENTABLE Y SOSTENIBLE

A LA SALUD DE LA TIERRA

 

El equipo SOBAC en seminario
El equipo SOBAC en seminario

SOBAC nació en 1992 en Aveyron (12) en Francia, departamento agrícola especialmente emblemático por la cría de ganado bovino y ovino. Entonces se creó un primer círculo de agricultores alrededor de sus fundadores, a través de la puesta en práctica de una nueva forma de fertilizar sus suelos, con los productos derivados de los descubrimientos de Marcel Mézy. Las primeras constataciones realizadas en el campo fueron rápidas y alentadoras, gracias a las estrechas colaboraciones mantenidas con sus precursores.


Desde su creación, SOBAC desarrolla y mantiene esta relación de colaboración que permite evolucionar de manera constante en conjunto hacia una agricultura de calidad, autónoma y rentable. Hoy en día contamos con más de 10 000 agricultores que trabajan junto a SOBAC., ha hecho falta tiempo para demostrar y convencer de que era posible producir tanto, o incluso más, reduciendo la química, o incluso abandonándola, y hacer frente a las prácticas convencionales arraigadas desde hace más de medio siglo.

En 2020 la empresa contó con 125 empleados ; 80 técnico-comerciales dirigidos por 10 responsables regionales que van al encuentro de los agricultores franceses, en todos los sectores agrícolas. SOBAC exporta tecnologías a través de muchos países, aportando así soluciones a las exigencias y problemáticas de la agricultura del presente y del futuro. Tras una primera implantación en Alemania, agricultores de varios países ya han adoptado las tecnologías Marcel Mézy, gracias a las colaboraciones creadas con distribuidores en toda Europa Occidental y Central y una gran parte de Europa del Este.

DEL SUELO AL PLATO

 

El compromiso medioambiental de SOBAC no podía dejar al cliente particular fuera de estos productos reservados inicialmente solo a los profesionales. Ante las prácticas de tantos jardineros principiantes, el lanzamiento de la gama jardín en 2009 fue acompañado de numerosas formaciones y animaciones pedagógicas para explicar el funcionamiento del suelo y la alternativa que representan los productos SOBAC con respecto a los productos químicos.


La concientización colectiva sobre la importancia de la salud alimentaria y el respeto por el medio ambiente ha tocado a los jardineros de una forma especial. Las tecnologías Marcel Mézy aportan soluciones a todos los que toman el camino de la jardinería natural.


Para el sector de la distribución, SOBAC propone “La solución”, a través de una gama que entra perfectamente en el marco de la evolución de la legislación sobre la venta de productos fitosanitarios.
 

Cosecha de tomates
Cosecha de tomates

 

DESDE LOS ESPACIOS VERDES HASTA LOS SUELOS DEPORTIVOS, PASANDO POR LOS CAMPOS DE GOLF

 

Campo de fútbol
Campo de fútbol

Las colectividades locales, deseosas de llevar a cabo prácticas respetuosas con el medio ambiente en su gestión de las zonas verdes y terrenos deportivos, han respondido favorablemente a las soluciones naturales de SOBAC. Sus aplicaciones aseguran el éxito de las zonas verdes. Los terrenos deportivos cuentan con los céspedes mejor enraizados, más robustos y más verdes, además de ser resistentes a la sequía.


La tecnología SOBAC también permite reestructurar los terrenos de construcción y devolverle rápidamente la fertilidad natural. Independientemente del aspecto de la fertilidad, los productos SOBAC evitan la manipulación de materias tóxicas para el personal técnico.

MARCEL MÉZY "Paisano e investigador"
MARCEL MÉZY "Paisano e investigador"

marcel mézy

"Paisano e investigador"

 

Este pionero sólo tiene una idea en mente: volver a dar vida a los suelos desestabilizados, contaminados por insumos químicos, para que los agricultores puedan recuperar su autonomía pero también su orgullo participando activamente, a su nivel, en la protección del planeta. A Marcel Mézy le gusta repetir este proverbio paisano: "Cuando el humus se va, el hombre se va también".

 

MÁS INFORMACIÓN