bandeau image

Marcel Mézy Technologies ®


El conocimiento profundo de los microorganismos en beneficio

de la salud de la Tierra y de los hombres

 

Marcel Mézy es autodidacta. Hace 30 años que este paisano

de Aveyron, con un agudo sentidopara la observación

de la naturaleza, le interesa el funcionamiento del sol y, más

concretamente, la formación natural del humus.

Sus largas investigaciones han dado como resultado un concepto

de fertilización único basado en la acción de los microorganismos.

 

Marcel Mézy

 

Un descubrimiento calificado de “3° revolución agrícola” por el profesor Marcel Mazoyer*, con treinta años de experiencia

Al principio, este concepto único inventado por Marcel Mézy se basaba en la observación de los procesos de la naturaleza. Mediante el control y la comprensión del funcionamiento de los microorganismos, permite humidificar todas las formas de materia orgánica y desarrollar rápidamente la producción de humus en todo tipo de suelos y de climas.
El concepto de fertilización de Marcel Mézy, que el profesor Marcel Mazoyer ha calificado de “tercera revolución agrícola”, permite a miles de agricultores practicar una agricultura del futuro conjugando la salud de la tierra con el rendimiento y la calidad sanitaria de las producciones.

bacteriosol

*MARCEL MAZOYER: Ingeniero agrónomo, silvicultor y experto en economía agrícola, profesor de la Universidad PARIS XI, redactor jefe del último Larousse agrícola, profesor emérito de desarrollo agrícola en el Instituto Nacional Agronómico París-Grignon. Ha sido jefe del Departamento de Economía y Sociología Rural del INRA (1972-1975) y presidente del comité del programa de la FAO (1983-1993).

La fertilidad y la autonomía alimentaria para todos, pasando por la impresionante fijación del carbono y la reducción de la salinidad en tierras áridas

terre paysan

Este invento devuelve a la tierra de forma natural su poder fértil, de forma que puede restablecer la vida rápidamente en todas partes, favoreciendo el mantenimiento de los hombres en su medio natural y conservando así su salud y la de la tierra. Hoy en día es una de las grandes soluciones frente a la inquietantemente baja de fertilidad mundial y a los problemas medioambientales que llevan gestándose desde hace más de medio siglo por culpa de las prácticas agrícolas y las agresiones naturales de los suelos.

Sus capacidades para fijar el CO2 lo convierten en un auténtico actor en la lucha contra el cambio climático. Basadas en el “sentido común”, estas tecnologías permiten al hombre reencontrar sus derechos y su lugar en su medio natural.

 

 

Utilizada por miles de agricultores en Europa 

 

Desde 1992, gracias a las tecnologías de Marcel Mézy, la empresa SOBAC* ofrece a los agricultores una alternativa a las prácticas agrícolas convencionales. Hoy en día son miles los que han pasado página con la química con el profundo sentimiento de haber recuperado el “sentido común”. Fertilizando su tierra de forma diferente, la mayoría confiesa haberse sentido en cierta forma orgulloso de trabajar de forma más adecuada para nutrir a los hombres. Sus resultados económicos y agronómicos demuestran que es posible producir uniendo cantidad y calidad y respectando a su vez el medio ambiente. 

 

*Fundada en 1992, la empresa SOBAC comercializa las tecnologías Marcel Mézy bajo las marcas registradas BACTÉRIOSOL®, BACTÉRIOLIT®, BACTÉRIOMÉTHA® y QUATERNA® en los sectores de la agricultura, la jardinería y las colectividades. Desde 1998, ADEME (Agencia de Medio Ambiente y Control de la Energía) cita a SOBAC en su guía “Concepción de productos y medio ambiente, 90 ejemplos de eco concepción” en la que figura como el único producto para la agricultura y las plantas.

Descubra con este vídeo cómo funcionan las tecnologías Marcel Mézy :
 

“Hoy en día, a escala planetaria, prácticamente todos los suelos cultivados han perdido su fertilidad. Lo que conlleva erosión, ralentización y asfixia. En efecto, el humus, el elemento del suelo que permite retener los nutrientes y el agua, suele degradarse.


Por tanto, debemos añadir más agua y elementos nutritivos que permitan a las plantas crecer, lo que ocasiona gastos importantes y produce efectos nefastos sobre el medio ambiente, concretamente sobre el aire y el agua.
Las tecnologías inventadas por Marcel Mézy y comercializadas por SOBAC permiten producir este humus y, por tanto, mejorar el estado y el funcionamiento del suelo, respetando el medio ambiente e incluso luchando contra el calentamiento climático.“

 

MÁS INFORMACIÓN EN : WWW.MARCEL-MEZY-ENVIRONNEMENT.COM